Dieta Hiposodica

De Culturismo Wiki, Tu nueva enciclopedia especializada en culturismo y fitness.Articulos de suplementos, nutricion,proteina, entreno, toda la informacion sobre culturimo.


Hiposod.jpg




Contenido

Introduccion

El sodio que ingerimos en la alimentación habitual procede del contenido en el propio alimento, es el sodio de constitución; y el cloruro sódico (sal común) que añadimos en la mesa o en la cocina, es sodio de adicción.

En la alimentación habitual consumimos de 10 a 15 g de cloruro sódico (sal común) que equivalen a 3.900 a 5.900 mg de sodio. (1 g de cloruro sódico (sal común) = 390 mg de sodio).


Dieta hiposódica estricta

Contiene menos de 1.000 g de sodio al día (equivale a un máximo 2-2,5 g de cloruro sódico, sal común, al día)


Alimentos Desaconsejados

1. Los mismos que en la dieta hiposódica normal:

  • Sal de cocina y mesa, sal yodada, sal marina, sal de apio.
  • Carnes saladas, ahumadas y curadas.
  • Pescados ahumados y secados, caviar.
  • Embutidos en general.
  • Quesos en general (se permiten los tipos Burgos, Villalón).
  • Pan y biscotes con sal (excepto cantidades menores de 50 g).
  • Aceitunas.
  • Sopa de sobre, purés instantáneos, cubitos, patatas chips.
  • Zumos de hortalizas envasados.
  • Frutos oleaginosos salados.
  • Pastelería industrial.
  • Mantequilla salada, margarina con sal.
  • Agua con gas, bebidas gaseosas en general.
  • Condimentos salados, mostazas, pepinillos, conservas en vinagre, ketchup, ablandadores de carne.
  • Conservas en general.

2. Consumo moderado de alimentos de origen animal (por su elevado contenido en sodio)

3. Y suprimir los siguientes alimentos:

  • Congelados: filetes de pescado, guisantes, limas, verduras congelados o cualquier verdura congelada a la que se ha añadido sal.
  • No está permitida más de una ración al día de: alcachofas, brotes de remolacha, remolacha, zanahorias, apio, col rizada, brotes de mostaza, espinacas, acelgas y nabo.
  • Suero de leche, pan normal, cereales secos excepto el arroz hinchado, el trigo hinchado y las tiras de trigo, harina y granos de avena instantáneos.
  • Marisco excepto las ostras.
  • Mantequilla o margarina con sal.
  • Aliños para ensalada (que contienen sal).
  • Cualquier alimento que contenga bicarbonato sódico: galletas, pan de maíz, panecillos, pasteles, tartas, harina "que sube sola".
  • No más de dos tazas de leche al día.
  • No dulces comerciales, excepto caramelos duros, chicles o gominolas (no más de 10 al día).

Recomendaciones generales

Para hacer más sabrosa la cocina "sin sal" es recomendable potenciar el sabor natural de los alimentos:

  • Cociéndolos al vapor, la cocción simple con agua diluye el sabor de los alimentos.
  • También en "papillote" (envuelto el alimento en papel de horno), estofados y guisados o a la plancha.
  • Utilizando potenciadores de sabor como:


Ácidos: vinagre, limón (los asados de carne roja o blanca con limón potencian el sabor de las mismas e incluso un filete a la plancha gana en sabor).

Aliáceos: ajo, cebolla, cebolletas, puerros. Especias: pimienta, pimentón, curry, azafrán, canela, mostaza sin sal.

Hierbas aromáticas: albahaca, hinojo, comino, estragón, laurel, menta, perejil, romero, tomillo…


  • Utilizando aceite con sabor, como el de oliva. El vinagre y el aceite pueden ser aromatizados con finas hierbas, estragón, ajo…


Sales de régimen: suelen estar confeccionadas a base de cloruro potásico; su sabor no es exactamente agradable por lo que no se debería acostumbrar al paciente a su ingesta.

Condimentos aconsejados:

  • Ternera: clavo, pimienta, laurel, ajo.
  • Aves: curry, salvia, estragón.
  • Estofados: laurel, ajo, albahaca, orégano, tomillo.
  • Verduras: nuez moscada, eneldo, romero.


  • Aditivos desaconsejados (contienen sal):
  • Fosfato disódico : cereales, quesos, mantecado, bebidas embotelladas.
  • Glutamato monosódico: productos para incrementar el sabor, carnes, condimentos, pepinillos, sopas dulces, artículos de repostería.
  • Alginato sódico: mantecados, batidos de chocolate.
  • Benzoato sódico: zumos de frutas.
  • Hidróxido sódico: guisantes en lata.
  • Propionato de sodio: panes.
  • Sulfito de sodio: frutas secas, preparados de verduras para sopa, ensalada.
  • Pectinato de sodio: jarabes y recubrimiento para pasteles, mantecado, sorbetes, aderezos para ensalada, compotas y jaleas.
  • Caseinato de sodio: mantecados y otros productos congelados.
  • Bicarbonato de sodio: levadura, sopa de tomate, harina, sorbetes y confituras.


Las espinacas tienen un contenido elevado en sodio, se pueden incluir siempre que el resto de los ingredientes del menú sean bajos en sal.


Cuidado con:

  • Las confituras y frutas en almíbar (excepto elaboración casera).
  • Medicamentos que contengan sodio en su fórmula (comprimidos efervescentes).


Véase también

Herramientas personales